Concreto coloreado en la construcción de un Museo

En un vieja mina abandonada, una simbiosis impresionante de color y arquitectura trae nueva vida a una de las zonas más subdesarrolladas en Hungría: el Museo del paisaje “Espectáculo Rudapithecus”, ubicado en la región de Felsőtelekes en las afueras de la Distrito de Borsod-Abaúj-Zemplén. Planeado por el renombrado arquitecto Zsolt Vasaros, se levantan imponentes monolitos de hormigón rojo coloreado de aspecto imponent, una edificación intemporal en una región caracterizada por las antiguas minas de hierro de Rudabánya.

La idea detrás de la construcción tiene sus raíces en el descubrimiento del “Rudapithecus”, un homínido de 6 millones de años cuyos restos fueron hallados dentro de la mina en 1965. Hubo que esperar hasta 2011 a que se decidiera reactivar esta área con un edificio hecho para exponer el hábitat de Rudapithecus. Los objetos expuestos están protegidos de influencias externas gracias a la construcción de hormigón armado. Otros elementos de conexión, como una torre de observación y un camino cubierto, ayudar a los visitantes descubrir un museo único al aire libre.

ver el artículo completo (en inglés)

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.