hormigón especial

hormifill

HORMIFILL es un hormigón para el relleno de todo tipo de zanjas y huecos. Sustituto ideal de la tradicional zahorra, proporciona una capacidad de soporte mucho mayor en las capas superiores y una puesta en obra mucho más eficiente.

HORMIFILL presenta dos características que lo hacen óptimo para su utilización como relleno. La primera de ellas es que gracias a su capacidad de autocompactación penetra con facilidad en todos los huecos a rellenar, sin necesidad de vibración, evitando ruidos, necesidades de maquinaria y reducción de personal.

La segunda es que al estar fabricado con árido grueso, espumantes y menor contenido de cemento se facilita al máximo su rotura y excavación haciéndolo perfecto para todo tipo de rellenos.

ver ejemplo de puesta en obra

  • Ahorro y comodidad: HORMIFILL rellena todos los huecos sin compactación externa con la consiguiente disminución de maquinaria y operarios en el relleno de zanjas. Tiene un excelente desplazamiento horizontal en cualquier distancia o superficie, permitiendo menor anchura de las zanjas en canalizaciones.

  • Seguridad: evita los penosos trabajos de compactación con maquinaria pesada, reduciendo significativamente los ruidos y los riesgos en obra, ya que evita que los operarios tengan que penetrar en las zanjas. Las tuberías y canalizaciones quedan perfectamente asentadas reduciendo el riesgo de averías, socavones o hundimiento del pavimento superficial.

  • Personalización: HORMIFILL puede adaptarse a las necesidades concretas de la obra y a cualquier estación del año: modificando la resistencia a compresión, la trabajabilidad, los tiempos de fraguado, la densidad, etc.

  • Sostenibilidad y limpieza: Limpieza total en las obras sin acopios de materiales y además permite el empleo de áridos reciclados procedentes de construcción y demolición (RCD's) (consulte con nuestros técnicos).
  • Granulometría máxima dos opciones:  12 ó 20 mm.
  • Densidad aparente en pasta: 1.900 Kg/m3 (+/- 100).
  • Densidad aparente endurecido: 1.800 Kg/m3 (+/- 100).
  • Valor de la consistencia según escurrimiento: 10 a 15 +-2 cm
  • Resistencia a Compresión 28 días:  >2,4 N/mm2
  • Tiempo de trabajo a 21ºC: 90 minutos.
  • Reacción al fuego: Clase A1.
  • HORMIFILL no debe ser nunca utilizado como pavimento final, sustituto del hormigón de limpieza, ni como hormigón estructural.
    Aplicable por vertido directo o mediante cubilote, queda desaconsejado su bombeo.
  • No realizar añadidos de agua ni de cualquier otro producto, HORMIFILL sale de la planta de fabricación con la correcta dosificación de agua, aditivos y finos, la cual le confiere una perfecta trabajabilidad.
  • Evitar el vertido en condiciones de lluvia fuerte en vertidos al exterior, ya que por la tipología del producto esta afectará de forma muy negativa a su calidad y función final.
  • El soporte debe de estar limpio y saneado sin presentar restos de cualquier tipo de material y humedades. Se deben evitar zonas donde los espesores rebajen el mínimo.
  • Respetar las juntas estructurales de la edificación.
  • No vibrar bajo ningún concepto ya que esta acción mecánica afecta negativamente a las cualidades del producto.
  • Realizar un reamasado de 2 minutos a la llegada de la cuba a la obra.
    Espesor mínimo de aplicación 5 cm.
  • El margen de temperatura ambiente para la aplicación es de +5 a +35 grados centígrados.
    Tiempo de fraguado de 10 a 12 horas.
    No requiere ningún tratamiento posterior para cumplir con la funcionalidad diseñada.