hormigón especial

Noticias

Pigmentos para su incorporación directa al camión-hormigonera.

09/04/2014

La serie formirapid cumple los requisitos de la norma EN 12878 categoría B y puede por ello ser utilizado para la coloración de hormigón armado.

Facilita de forma rápida, segura y limpia la coloración de hormigones en el propio camión cuba.

 

No precisa pesaje ni amasado previo, con lo cual se evitan los posibles errores en la dosificación.

 

No genera suciedad en el entorno y se elimina el problema de los envases vacíos.

 

Envases de papel diluible conteniendo la dosis adecuada para colorear 1 m3 de hormigón.

 

Se alcanzan altos valores de dispersión y un gran rendimiento colorístico, solamente con el efecto mezclador que proporciona la propia hormigonera (tiempo mínimo recomendado de mezcla: 5 minutos).

 

Apropiado para todo tipo de hormigones.

 

Compatible con otros aditivos y fibras de refuerzo.

 

No tiene efectos negativos sobre las armaduras.

 

Tonalidades e intensidades son reproducibles de forma continuada.

 

No modifica ni altera las condiciones de resistencia, fraguado y cono.

 

Solamente se precisa agua para el lavado final de las cubas.

 

Los 7 colores estándar de la gama pueden combinarse entre sí para obtener tonalidades intermedias.

 

La dosis recomendada de 1 saco formirapid® de 10 kg por m3 representa, en un hormigón de 250 kg de cemento por m3, un porcentaje de adición del 4%. Podemos conseguir tonalidades menos intensas aditivando una cantidad de sacos en la hormigonera, inferior a la indicada.

 

La tonalidad del cemento y de los áridos condiciona la tonalidad final resultante. Se recomienda cemento blanco y áridos blancos para colores: blanco, amarillo, azul y verde claro; cemento gris y áridos oscuros para colores: negro, pardo, rojo y verde oscuro.

 

ver más

volver