hormigón especial

Noticias

Pinturas minerales fotocatalíticas para la protección de fachadas de concreto

16/02/2017

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta un arquitecto al especificar una fachada es su conservación y mantenimiento.  Las fachadas de concreto resultan altamente absorbentes dada su composición mineral, lo que las hace vulnerables a la contaminación y la penetrabilidad de agua generando carbonatación y corrosión de armaduras.  Es por ello que se debe complementar su especificación con una protección superficial hidrófuga que proteja de la lluvia y las impurezas existentes en el entorno, a la vez que preserve en buen estado las superficies en el tiempo.

 

Desde hace tiempo, el aprovechamiento del efecto fotocatalítico en pinturas constituye un auténtico reto para los departamentos I + D de los más renombrados fabricantes de pinturas, ya que la incorporación de estos pigmentos especiales a una pintura convencional conlleva problemas importantes: La característica peculiar del fotocatalizador de poder descomponer sustancias orgánicas, también afecta a los ligantes de una pintura basada en resinas orgánicas. Por tanto, los ligantes más habituales de las pinturas plásticas acrílicas, pinturas siloxánicas o siliconadas no acaban de ser adecuados para productos fotocatalíticos. El proceso de fotocatálisis provoca la “autodestrucción” superficial del ligante orgánico, con lo que la pintura calea, envejece y se degrada prematuramente.

 

Por tanto, la disyuntiva a la hora de formular una pintura orgánica con componentes fotocatalíticos se resume de esta manera:

• Buena actividad fotocatalítica (suficiente cantidad de pigmento), pero con una vida útil notablemente reducida del producto. ¿Por qué pinturas minerales fotocatalíticas? o bien

• Pintura con buena durabilidad, pero con un efecto fotocatalítico reducido. Tan solo el empleo de ligantes inorgánicos (silicato potásico, sol de sílice, sol-silicato) permite el uso de cantidades significativas de dióxido de titanio fotocatalítico, ya que los ligantes minerales no son atacados por el fotocatalizador. Además, la estructura microporosa de las pinturas de silicato aumenta la disponibilidad del fotocatalizador ante la presencia de gases contaminantes, al disponer de una superficie de contacto específica mayor a la que ofrece una pintura filmógena. KEIM lleva muchos años investigando las posibilidades de empleo de pigmentos fotocatalíticos en formulaciones de pinturas minerales.

En consecuencia, disponemos de larga experiencia práctica con este tipo de productos, tanto en interiores como en fachadas – y especialmente en regiones europeas altamente contaminadas por óxidos de nitrógeno.

 

ver más

 

volver