hormigón especial

norma ehe-08

La nueva Instrucción de Hormigón Estructural EHE-08, aprobada mediante Real Decreto de fecha 18 de julio de 2.008, es un documento de referencia para las industrias del hormigón preparado y de los prefabricados de hormigón. A partir de su entrada en vigor, el 1 de diciembre de 2.008, ha sustituido a la anterior Instrucción, que databa de 1.998.
La nueva EHE supone un avance respecto a sus versiones precedentes en los contenidos relacionados con la durabilidad y la gestión de la calidad, introduciendo en el proyecto la cuantificación de la vida útil de las estructuras, y optimizando el control de calidad del hormigón con objeto de reducir el número de ensayos de control en obra.

Es significativo el tratamiento que se presta a los distintivos voluntarios de calidad en el hormigón. Estos distintivos ya han venido aportando desde hace años un valor significativo para los fabricantes y usuarios del cemento, reduciendo el riesgo del consumidor y aumentando las garantías de calidad del producto.

De la misma forma que la EHE de 1998 introdujo entre sus rasgos definitorios el objetivo de garantizar la "durabilidad" de las estructuras de hormigón, la EHE de 2008 hace lo propio con el concepto de sostenibilidad. Este concepto está presente tanto en la fase de proyecto como en la de ejecución de las estructuras: se establecen criterios para la prevención del impacto medioambiental, se valora el empleo de materiales reciclados ó subproductos industriales, y se cuantifica mediante un índice la contribución de la estructura a la sostenibilidad, lo que hace posible comparar diferentes alternativas de proyecto.

Es relevante también el tratamiento que se hace de determinados materiales especiales, como son los hormigones ligeros, hormigones con fibras, hormigones con árido reciclado, hormigones autocompactantes, y hormigones de uso no estructural. cuyas tipificación, propiedades y especificaciones se describen de forma detallada, lo que facilita su utilización por el proyectista.

El anejo correspondiente a las Recomendaciones para la selección del tipo de cemento a emplear se simplifica considerablemente respecto a la Instrucción anterior. Excepto en un número muy limitado de casos, en que resulta incompatible el uso de un tipo de cemento particular para determinada aplicación estructural, circunstancia de hormigonado ó clase de exposición ambiental, el usuario ó proyectista dispone de una amplia gama de cementos recomendables para cada aplicación entre los cuales puede realizar su elección.

Además de las novedades citadas, que afectan al enfoque general del documento, existen otros cambios menores correspondientes a actualizaciones en normativa, métodos de ensayo y especificaciones.

Haga Click Aquí si desea obtener más información.